Estatutos

Estatutos

CAPÍTULO I: DENOMINACIÓN, ÁMBITO, FINES Y DOMICILIO.

Artículo 1.- Denominación

Al amparo del artículo 6 de la Constitución Española y 1ª de la Ley Orgánica 6/2002, de 27 de junio, de Partidos Políticos, se constituye el partido político Movimiento del Pueblo cuyas siglas son ‘MDP’, y siendo el símbolo del partido la representación gráfica de su propia denominación, escrita en mayúsculas y cursiva, combinando el grafismo con flechas en los colores azul, amarillo, verde, rojo y blanco bajo la tipografía negra reseñada, siendo su símbolo el siguiente:

Artículo 2.- Ámbito

Movimiento del Pueblo es un partido político de ámbito autonómico (Islas Canarias), sin detrimento de posibles coaliciones de mayor ámbito territorial en el futuro, si así lo decidiera la Asamblea General de MDP.

Artículo 3.-  Domicilio y web.

El domicilio social de Movimiento Del Pueblo radica en Adeje (Santa Cruz de Tenerife), en la Urb. Torviscas Alto, en la Avenida de los Pueblos, Edificio Ocean Park I, Local 6 y 7 (CP 38660), sin perjuicio de un posterior cambio de sede, en función de las necesidades del partido, que sería debidamente notificado y publicado.

El portal electrónico y correo habilitado del MOVIMIENTO DEL PUEBLO es el siguiente:

www.movimientodelpueblo.es

presidencia@movimientodelpueblo.es

Artículo 4.- Fines.

MOVIMIENTO DEL PUEBLO se define como un proyecto constituido para contribuir democráticamente a la firme determinación de la política local y autonómica, a la formación de la voluntad política de la ciudadanía de las Islas Canarias, así como promover su participación en las instituciones representativas de carácter político mediante la presentación y apoyo de candidatos en las correspondientes elecciones, con arreglo a las siguientes finalidades:

  1. Promover la cooperación y participación real de la ciudadanía en todos los aspectos que afecten al interés común, teniendo presente la regeneración democrática y la evolución social tendente a consolidar el Estado Social, y Democrático y de Derecho.
  2. Impulsar una ética que valore los bienes públicos y controle su gestión con mecanismos de transparencia.
  3. Fomentar la participación vecinal en los asuntos de interés público local, apoyar la creación y funcionamiento de organizaciones vecinales de cualquier ámbito territorial.
  4. Promover la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, así como la participación y presencia de la mujer en la vida política, económica y cultural, empleando mecanismos reales y efectivos para un resultado óptimo.
  5. Luchar contra todo tipo de discriminación y exclusión por razones sociales, ideológicas, sexuales, de origen social, edad, capacidades funcionales o por creencias.
  6. Rechazar todo tipo de violencia, tanto a nivel individual o institucional.
  7. Concienciar, difundir y defender la protección del medio ambiente y la sostenibilidad de los recursos.
  8. Impulsar y defender la libre expresión a través de medio informativos independientes y plurales.
  9. Defender los intereses de mayoría social de los canarios, especialmente la infancia y otros colectivos particularmente vulnerables.
  10. Conseguir un modelo de núcleos de población sostenibles en Canarias, impulsando políticas de energías sostenibles y evitar la degradación de nuestro ambiente.
  11. Fomentar la igualdad y transversalidad en las políticas de igualdad de género, constituyendo la política de igualdad un principio informador para todas las políticas que se apliquen.
  12. Erradicar el maltrato animal, toda clase de discriminación animal y promover derechos que fomenten la seguridad y bienestar de todos los animales.

CAPÍTULO II.- AFILIADOS. DERECHOS Y DEBERES.

Artículo 5.- Personas afiliadas.

Podrán ser afiliados y afiliadas de Movimiento del Pueblo las personas físicas, mayores de edad, y que no tengan limitada ni restringida su capacidad de obrar, así como aquellos ciudadanos y ciudadanas de origen extranjero cuando la normativa vigente lo permita.

Artículo 6.- Procedimiento de Admisión y Baja.

La afiliación será individual, previa solicitud por escrito normalizado disponible en las oficinas del partido, de la persona interesada, siempre que defienda la democracia y la aplicación de los Derechos Humanos, y acepte los principios, líneas generales aprobadas, código ético si lo hubiere, estatutos y el funcionamiento de Movimiento Del Pueblo. La admisión formal de las solicitudes de alta las resolverá la Junta Directiva, en su primera reunión ordinaria tras la solicitud de afiliación.

La solicitud de la afiliación se realizará de acuerdo con el modelo aprobado y dirigido a la Junta Directiva, en donde se hará constar los datos personales, D.N.I., domicilio, población y dirección de correo electrónico.

El Partido deberá disponer de un Libro de Registro de Afiliados y en éste constarán los datos de altas y bajas definitivas, siempre de conformidad con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.

Cualquier afiliado del partido podrá darse de baja en el mismo libremente mediante la oportuna comunicación por escrito ante la Junta Directiva. Dicha baja se procederá a anotarse en el Libro del Registro de Afiliados y tendrá sus efectos desde el mismo momento de su comunicación.

Artículo 7.- Derechos de los afiliados.

  1. Son derechos de los afiliados:
  1. A participar en las actividades del partido y en los órganos de gobierno y representación, a ejercer el derecho de voto, así como asistir a la Asamblea general, de acuerdo con los estatutos.
    1. A ser electores y elegibles para los cargos del mismo.
    1. A ser informados acerca de la composición de los órganos directivos y de administración o sobre las decisiones adoptadas por los órganos directivos, sobre las actividades realizadas y sobre la situación económica.
    1. A impugnar los acuerdos de los órganos del partido que estimen contrarios a  la Ley o a los estatutos.
    1. A acudir al órgano encargado de la defensa de los derechos del afiliado, si lo hubiere.
    1. A expresar libremente sus opiniones en los debates internos.
    1. Consultar los libros del partido
    1. Poseer un ejemplar de los estatutos.
    1. Formar parte de los grupos de trabajo.
    1. Hacer uso de los servicios comunes que el partido establezca o tenga a su disposición.
    1. Recibir información sobre actividades del partido

Artículo 8 Deberes de los afiliados.

1. Los afiliados cumplirán las siguientes obligaciones:

  1. Compartir las finalidades del partido y colaborar para la consecución de las mismas.
  • Respetar lo dispuesto en los estatutos y las leyes.
  • Acatar y cumplir los acuerdos válidamente adoptados por los órganos directivos del partido.
  • Abonar las cuotas y otras aportaciones que, con arreglo a los estatutos, puedan corresponder a cada uno.

Sin perjuicio de la pérdida de la condición de afiliado por impago de las cuotas, el socio tendrá en suspenso el derecho de sufragio activo y pasivo mientras no regularice su situación.

CAPÍTULO III

                                              Régimen disciplinario

Artículo 9.- Procedimiento sancionador:

El afiliado que incumpliese con sus deberes para con el partido o que con su conducta pública o privada menoscabe o atente contra los principios del partido, será objeto del correspondiente expediente disciplinario, del que se le dará audiencia, con arreglo al siguiente procedimiento:

  1. El procedimiento disciplinario será incoado de manera motivada por la Junta Directiva, quien actuará siempre como órgano colegiado iniciador del procedimiento. Una vez iniciado el expediente, comunicará el inicio del mismo en el plazo de diez días a la persona interesada de manera fehaciente, dándole cuenta del inicio y los motivos o causas del procedimiento. Transcurridos estos diez días de la citada comunicación, que serán hábiles, podrá presentarse por el afiliado en el plazo de cinco días la prueba que considere oportuna en su defensa.

Una vez transcurrido el plazo para aportar prueba, el plazo de resolución de los expedientes disciplinarios será de veinte días hábiles, recurrible ante el mismo órgano por un plazo de cinco días. Entre el período de prueba y el plazo para dictar resolución se deberá recabar informe preceptivo no vinculante al órgano encargado para la defensa de los derechos del afiliado, en un plazo no superior a los tres días siguientes a declarar concluso el periodo de prueba.

  • La tipificación como falta leve o grave será propuesta por el órgano instructor, la Junta Directiva, que finalmente será quien eleve a definitva la propuesta previa audiencia de la persona afectada.
  • Para el caso de faltas muy graves, previa audiencia de la persona afectada, será resuelta por la Asamblea General, por mayoría simple de los miembros presentes y representados.

Sin perjuicio de la potestad disciplinaria se respetarán y se tendrá en cuenta el derecho del afiliado a ser informado de los hechos que dan lugar a su incoación, a ser oído con carácter previo a la imposición de sanciones y a que el eventual acuerdo sancionatorio sea motivado. De igual modo, se tendrá en cuenta la debida proporcionalidad con la gravedad de la infracción, concurrencia de atenuantes o agravantes o inexistencia de doble sanción por los mismos hechos, entre otros.

Artículo 10.- Infracciones.

Las infracciones serán calificadas de muy graves, graves y leves.

  • Serán tipificadas como infracciones muy graves:
  • Aquellas actuaciones que perjudiquen u obstaculicen la consecución de los fines del partido, cuanto tengan la consideración de muy graves.
    • El incumplimiento o conductas contrarias a los Estatutos o normas reglamentarias del Partido, cuanto tengan la consideración de muy graves.
    • Usupar ilegítimamente competencias sin contar con autorización del órgano competente del partido.
    • Agredir, amenazar o insultar gravemente a cualquier miembro del partido.
    • Inducción o complicidad, plenamente probada, de cualquier socio, cuanto tengan la consideración de muy graves.
    • Quebrantamiento de sanciones impuestas por falta grave o muy grave.
    • Incumplimiento de los acuerdos válidamente adoptados por los órganos del partido, cuanto tengan la consideración de muy graves.
    • Protesta o actuaciones airadas y ofensivas que impidan la celebración de asambleas o reuniones de la Junta Directiva.
    • Participar, formular o escribir mediante cualquier medio, manifestaciones que claramente perjudiquen la imagen del partido, cuanto tengan la consideración de muy graves.
  • Serán tipificadas como infracciones graves:
  • El quebrantamiento de sanciones impuestas por infracciones leves.
    • La reiteración de una falta leve.
    • Participar, formular o escribir mediante cualquier medio, manifestaciones que claramente perjudiquen la imagen del partido, cuanto tengan la consideración de graves.
    • Inducción o complicidad, plenamente probada, de cualquier socio, cuanto tengan la consideración de graves.
    • El incumplimiento o conductas contrarias a los Estatutos o normas reglamentarias del Partido, cuanto tengan la consideración de graves.
    • Incumplimiento de los acuerdos válidamente adoptados por los órganos del partido, cuanto tengan la consideración de graves.
    • En términos generales, todas aquellas conductas contrarias al buen orden social, cuando se consideren como graves.
  • Serán tipificadas como infracciones leves:
    • Inasistencia durante tres ocasiones a las asambleas generales, sin justificación alguna.
    • Impago de 3 cuotas consecutivas, salvo causa justificada a criterio de la Junta Directiva.
    • Conductas impeditivas del correcto desarrollo de las actividades propias del partido, cuando tengan la consideración de leve.
    • Maltrato o uso indebido de los bienes muebles o inmuebles del Partido.
    • Inducción o complicidad, plenamente probada, de cualquier socio, cuanto tengan la consideración de leves.
    • El incumplimiento o conductas contrarias a los Estatutos o normas reglamentarias del Partido, cuanto tengan la consideración de leves.

Artículo 11.-Sanciones y suspensión cautelar automática.

Las sanciones susceptibles de aplicación por la comisión de infracciones muy graves conllevarán la pérdida de condición de afiliado o suspensión temporal en tal condición durante un período de un año a cuatro años, atendido el principio de proporcionalidad.

Para las infracciones graves, darán lugar a la suspensión temporal para aquellos afiliados y afiliadas por periodos de un mes a un años. Las de carácter leve, darán lugar únicamente a una amonestación o suspensión temporal por un mes.

Sin perjuicio de las sanciones anteriores, y para el caso de que los afiliados y afiliadas estén incursos en procedimientos judiciales penales respecto de los cuales se haya dictado auto de apertura de juicio oral por delito relacionado con la corrupción, así como la sanción de expulsión de partido de aquellos que hayan sido condenados por alguno de estos delitos, procederá de oficio y de manera automática la suspensión cautelar de su condición de afiliado.

CAPÍTULO IV

De los órganos de representación, gobierno y administración

Artículo 12.- Órganos.

La organización, las reglas de funcionamiento y la actividad del Partido se basan en principios democráticos, de acuerdo con lo dispuesto en la Constitución y en la legislación en vigor.

Los  órganos  directivos  del  partido son la Asamblea Directiva y la Junta Directiva.

De igual modo, se prevé la existencia, aunque no como órgano directivo, de la Comisión de Garantías del Afiliado.

 Artículo 13.- De la Asamblea General.

La Asamblea General está constituida por  el conjunto de sus miembros, que podrán actuar directamente por medio de compromisarios. Es el órgano supremo y soberano del Partido. La Asamblea General se reunirá en sesión ordinaria como mínimo una vez al año dentro de los meses comprendidos entre enero y julio, ambos inclusivos.

1.- La Asamblea es convocada por  el  órgano de gobierno mediante una  convocatoria,  que  ha  de contener, como mínimo, el orden del día, el lugar, la fecha y la hora de reunión. De igual modo, también puede convocarse la Asamblea por un número de afiliados/as que representen un 20% de la organización.    

2.- La convocatoria se ha de comunicar quince días antes de la fecha de la reunión, individualmente y mediante un escrito dirigido a su domicilio que conste en la relación actualizada de afiliados que ha de tener el partido.

3.- Las reuniones de la Asamblea General las preside el presidente del partido. En caso de ausencia, le han de sustituir sucesivamente el vicepresidente o el vocal de más edad de la Junta. Tiene que actuar como secretario quien ocupe el mismo cargo en la Junta directiva.

4.- El secretario redacta un acta de cada reunión, que ha de firmar el mismo y el  presidente, con un extracto de las deliberaciones, el texto de los acuerdos adoptados, el resultado numérico de las votaciones y la lista de las personas asistentes.

5.- Al comienzo de cada reunión de la Asamblea General se leerá el acta de la sesión anterior a fin de que se apruebe o se enmiende cinco días antes, de todas maneras, el acta y cualquier otra documentación ha de estar a disposición de los afiliados. De igual modo, al inicio de cada reunión, se formará una Mesa para garantizar la toma de actas, moderación y cumplimiento  del orden del día, así como el buen desarrollo de la propia Asamblea.

El órgano convocante propondrá el orden del día, que será aprobado al inicio de la reunión plenaria, sin perjuicio de las facultades que ostentan los afiliados/as y la Junta Directiva para añadir puntos en el orden del día.

La Junta Directiva será la competente para añadir los puntos y fijar el orden del día, así como un número de afiliados y afiliadas que representen un 10% al inicio de la sesión.

La Asamblea General se constituye válidamente sea el que sea el número de personas afiliadas presentes o representadas.

En las reuniones de la Asamblea General, corresponde un voto a cada miembro del Partido.  

Los acuerdos se toman por mayoría simple de los votos de los afiliados presentes o  representados, previa deliberación de los mismos. La deliberación de los puntos del orden del día será mediante turnos de exposición en primer lugar por parte de la persona proponente, seguido de las sucesivas réplicas y contrarréplicas de las personas que deseen intervenir, para posteriormente su aprobación mediante mayoría simple.

Tendrán la consideración de ordinarias todas aquellas asambleas que no tengan como acuerdos a adoptar la modificación parcial de los Estatutos, total o parcial, la disolución del partido, nombramiento de la Junta Directiva, disposición y enajenación de bienes, constitución de federaciones o confederaciones y aprobación de cambio de domicilio del partido.

Serán competencias específicas de la Asamblea General:

  • Determinar y decidir la línea política de MDP.
  • Aprobar los Estatutos y el Código Ético, así como sus modificaciones.
  • Determinar la forma en que se elaborará el programa de MDP.
  • Determinar la forma en que se conformarán y/o elegirán las listas electorales que concurran representado MDP.
  • Aprobar los Reglamentos y en su caso, modificaciones de los mismos, que rijan el funcionamiento de la propia Asamblea, sus órganos, sus representantes y personas con responsabilidades designadas por la propia Asamblea.
  • Elegir a las personas que conformarán la Junta Directiva, y determinar los criterios de composición, rotatividad, competencias y funcionamiento de ésta, así como la materia de elección para el órgano colegiado en base a principios de elección directa de sus miembros. En este sentido, el procedimiento para la elección de la Junta, será mediante la confección de listas abiertas y elección directa, libre y secreta de todos los afiliados/as, sin necesidad de avales y con el único requisito de que sean afiliados y carezcan de antecedentes penales en materia de delitos por corrupción. La lista será impugnable en vía de recurso interno de ante la Junta por un plazo de cinco días hábiles. 
  • El control democrático de la Junta Directiva y de los órganos del partido que pudieran establecerse, los cargos electos y representantes de la organización, mediante el Reglamento que se desarrolle a tal efecto.
  • Elegir y designar a las personas que actúen de administradoras, tesoreras, responsables  de los libros de altas y bajas de afiliación, libros de actas, tesorería, balance y cuentas del partido MDP.
  • La aprobación de las cuentas y presupuestos anuales de la organización.
  • La aprobación de las bajas definitivas de afiliados/as de MDP.
  • Elegir a las dos de las 3 personas integrantes de la Comisión de Garantías del Afiliado para instruir en el correspondiente proceso disciplinario.
  • Realizar el control democrático sobre la Junta directiva mediante la exigencia y aprobación de informes y rendiciones de cuentas incluidos en el orden del día en las convocatorias de Asambleas.

Artículo 14.- La Junta Directiva.

Las funciones de la Junta son:

1.- Dirección, administración y representación del  partido, que compone el  presidente, y el secretario y tesorero. Estos cargos  han de ser ejercidos por personas diferentes.       

2.- La elección de los miembros de la Junta Directiva, que han de ser afiliados, se hará por votación de la Asamblea General. Las personas elegidas inician sus funciones después de haber aceptado el cargo.

3.- El nombramiento y cese de los cargos han de ser certificados por el secretario saliente, con el visto bueno del Presidente saliente, y se ha de comunicar al Registro de Partidos Políticos.    

4.- Los miembros de la  Junta  Directiva  no pueden llevar a cabo  ninguna actividad retribuida dentro del partido.

5.- La realización de informes sobre rendición de cuentas, con ocasión de cada convocatoria de Asamblea, de la organización, para realizar el oportuno seguimiento y control democrático de la Junta.

Artículo 15.- Los miembros de la  Junta  Directiva.

1.- Los miembros de la Junta Directiva ejercen el cargo durante un periodo de CUATRO años,  sin perjuicio que puedan ser reelegidos.

2.- El cese de los cargos  antes  de  extinguirse el plazo reglamentario de  su  mandato  puede deberse a:

a) Dimisión voluntaria  presentada  mediante escrito en el cual se expongan los motivos.  

b) Enfermedad  que  le  incapacite  para  el ejercicio del cargo.

c) Baja como miembro del partido político.

d) Sanción por  una  falta  cometida  en  el ejercicio del cargo, impuesta de acuerdo  a  lo  que establecen los Estatutos.

3.- Las vacantes que se produzcan en la Junta Directiva se ha de cubrir en la  primera  reunión de la Asamblea General  que  tenga  lugar.  Mientras tanto, un miembro del partido  ocupará  provisionalmente la vacante.

Artículo 16.- Facultades de la Junta  Directiva.

1.- La junta Directiva tiene las  facultades siguientes:

a) Representar,  dirigir  y  administrar  el partido de la manera más  amplia  que  reconozca  la Ley; así como cumplir las decisiones tomadas por  la Asamblea General, de acuerdo a las normas,  instrucciones y directrices que esta Asamblea establezca.

b) Tomar los acuerdos que haya lugar en  relación a la comparecencia delante de los  organismos públicos y para ejercer toda clase de acciones legales e interponer los recursos pertinentes.      

c) Proponer a la Asamblea General la defensa del establecimiento de las cuotas que  los  miembros del partido han de satisfacer.

d) Convocar las asambleas generales y controlar que se cumplan los acuerdos que se adopten.

e) Fijar el plazo para convocar la 
[1] 

f) Presentar el  balance  y  estado  de  las cuentas de cada ejercicio a la Asamblea General para que los apruebe, y confeccionar el  presupuesto  del ejercicio siguiente.

g) Abrir cuentas corrientes y libretas de ahorros a cualquier establecimiento  de  crédito  de ahorro y disponer de los fondos que haya en este depósito.

h) Resolver provisionalmente cualquier  caso que no se haya previsto en los estatutos y dar cuenta en la primera reunión de la Asamblea General.

i) Cualquier otra facultad que no esté atribuida de una manera específica a algún  otro  órgano de gobierno del partido o que haya sido delegada expresamente.

Artículo 17.- Convocatoria de la Junta  Directiva.

1.- La Junta Directiva, convocada previamente por un plazo no inferior a los 3 días por el presidente o por la persona que lo sustituya, se ha de reunir en sesión ordinaria con la periodicidad que sus miembros decidan.

2.- Se ha de reunir en sesión extraordinaria cuando la convoque con este carácter el presidente o bien si lo solicitan los 2/3 de los miembros que  la componen.

3.- La Junta Directiva queda constituida válidamente si ha estado convocada  con la antelación antedicha en el epígrafe 1 y que exista quórum de la mitad más uno.

4.- Los miembros de la Junta Directiva están obligados a asistir a todas  las  reuniones  que  se convoquen, aunque, por causas  justificadas,  pueden excusarse. La asistencia del presidente o del secretario o de las personas que los sustituyan es  necesaria siempre.

3.- La Junta Directiva toma los acuerdos por mayoría simple de votos de los asistentes. En cuanto a la forma de elaboración de los puntos del orden del día, ésta será propuesta y aprobada por 2/3 de los miembros de la Junta.

4.- Sobre las reglas de deliberación, se someterán a votación los acuerdos tratados en el orden del día previa exposición de los puntos y réplicas si proceden. Para la adopción de acuerdos en la Junta, ésta será, por regla general, por mayoría simple de los presentes, sean éstos miembros de pleno derecho o compromisarios.

Artículo 18.- De los Acuerdos de la Junta Directiva.

Los acuerdos de la Junta Directiva se han de hacer constar en el libro de actas y han de ser firmados por el secretario y el presidente. Al iniciarse cada reunión de la Junta Directiva, se ha de leer el acta de la sesión anterior para que se apruebe  o se rectifique, si es procedente.

Artículo 19.- Del Presidente.

1.- Las funciones del presidente son las siguientes:

a) Dirigir y representar legalmente el  partido, por delegación de la Asamblea General y de  la Junta Directiva.

b) Presidir y dirigir los debates, tanto  de la Asamblea General como de la Junta Directiva.

c) Emitir un voto de  calidad  decisorio  en caso de empate.

d) Establecer la convocatoria de las reuniones de la Asamblea General y de la Junta Directiva.   

e) Supervisar los actos y  los  certificados confeccionados por el secretario del partido.     

f) Las atribuciones  restantes  propias  del cargo y aquellas para  las  cuales  le  deleguen  la Asamblea General o la Junta Directiva.

2.- El presidente es sustituido, en caso  de ausencia o enfermedad, por el  vicepresidente  o  el vocal de más edad de la Junta, por este orden.

Artículo 20.- El tesorero y el secretario.

El tesorero tiene como función la custodia y el control de los recursos del partido, como también la elaboración del presupuesto, el balance y la  liquidación de cuentas. Lleva un libro de caja.  Firma los recibos de las cuotas y otros documentos de  tesorería. Paga las facturas aprobadas  por  la  Junta Directiva, las cuales han de ser  supervisadas  previamente por el presidente, e ingresa lo  que  sobra en los depósitos  abiertos  en  establecimientos  de crédito o de ahorro.

En las  cuentas  corrientes  o libretas de ahorros abiertas en  establecimiento  de crédito o de ahorro, han de figurar las  firmas  del presidente, el tesorero y el secretario.

Para poder disponer de los fondos  hay  bastante con dos firmas, una de las cuales ha de ser la del tesorero o bien la del presidente.

Artículo 21.- Procedimiento de Reclamación ante los acuerdos de órganos de partido.

Todo afiliado y afiliada podrá impugnar todos los acuerdos y decisiones tanto de la Asamblea como de la Junta que estime que no sean conformes a Derecho ni a los Estatutos, en el plazo de DIEZ DÍAS desde la recepción del acta de la Asamblea o en el plazo de DIEZ DÍAS desde que la solicitud del Acta con ocasión de la celebración de la Junta. Sin perjuicio de lo anterior, este artículo se verá desarrollado por el oportuno Reglamento que se apruebe a tal efecto.

No obstante lo anterior, se impugnarán ante el mismo órgano que lo dictó en el plazo de VEINTE DÍAS antedicho y deberá ser resuelto en un plazo no superior a TREINTA DÍAS.

CAPÍTULO V

Del régimen económico.

Artículo 22.- INEXISTENCIA DE FONDO PATRIMONIAL. RECURSOS.

Este partido político no cuenta con patrimonio fundacional.

Los  recursos  económicos del partido se nutrirán de:   

a) Las cuotas que fija la Asamblea General para sus miembros.

b) Las subvenciones ofiiciales o  particulares.

c) Las donaciones, las herencias o los legados.

d) Las rentas del patrimonio o bien de otros ingresos que puedan obtenerse.           

Todos los miembros del partido tienen la obligación de sostener económicamente, mediante cuotas o derramas, de la manera y en la  proporción que determine la Asamblea General, a propuesta de la Junta Directiva.

La Asamblea General puede establecer  cuotas de ingreso, cuotas periódicas mensuales -que  abonarán por meses, trimestres o semestres, según lo  que disponga la Junta Directiva- y  cuotas  extraordinarias.

El ejercicio económico coincide con el año natural y queda cerrado el 31  de  diciembre.

Artículo 23.- Control interno y fiscalización de cuentas.

El presupuesto y cuentas del partido serán elaboradas por la Junta Directiva, sometidas a votación a la Asamblea y remitidas con carácter anual al Tribunal de Cuentas, dentro del plazo legalmente establecido.

El control interno de las cuentas serán llevadas a cabo por el tesorero, mediante un sistema de control interno que garantice la adecuada intervención, contabilizadora de todos los actos y documentos de los que se deriven derechos y obligaciones de contenido económico, conforme a los Estatutos.

En la medida en la que se cree la página web institucional del partido, se deberán publicar en la misma el balance, la cuenta de resultados y en especial, de haberlos, aquellos créditos pendientes de amortización, especificando la entidad concedente, importe otorgado, interés y plazo de amortización, subvenciones recibidas, donaciones y legados de importe superior a 25.000 euros e identidad del donante o legatario.

Este sistema de control vendrá acompañado mediante el oportuno régimen documental consistente en los libros de contabilidad, tesorería, inventarios y balances que permitirán en todo momento conocer la situación financiera y patrimonial del partido.

CAPÍTULO VI

De la disolución del partido.

Artículo 24.- Procedimiento de disolución

El partido se disolverá o  extinguirá por acuerdo de la Asamblea General,  convocada con carácter extraordinario  expresamente  para este fin.

Una vez acordada la disolución, la Asamblea General ha de tomar las medidas oportunas tanto por lo que hace al destino de los bienes y derechos del partido, si los hubiere, como a la finalidad,  la  extinción y liquidación de cualquier operación pendiente. En todo caso, con carácter preferente, el destino de los bienes y derechos será para causas humanitarias y sociales de la región en la que se circunscriba el partido.

La Asamblea está facultada  para  elegir una comisión liquidadora siempre que lo crea necesario.

  • (SUBVENTA CUATRO) REGLAMENTOS

Los Reglamentos internos del partido están pendientes de aprobación por la Asamblea del Partido. Una vez aprobados los mismos, se subirán para su publicidad


Falta…algo…